DIY

La acumulación de carbono perseguir tu vehículo (y arruinar tu billetera)

Dan Carney
Dec 3, 2019

Los fantasmas más terribles son los que no puedes ver. Es por eso que la acumulación de carbono puede perseguir tu motor (y tu billetera) como La Parca. Puede venir en forma de un menor consumo de combustible, un mayor consumo de aceite y, en algunos casos, una falla catastrófica del motor.

Los entusiastas que algunas vez se han “untado las manos” probablemente estén familiarizados con los depósitos de carbono en los motores. Probablemente hayas visto mugre oscura embarrada en las bujías de los motores más antiguos, o incluso hayas quitado una culata para descubrir el carbono acumulado en la cámara de combustión sobre los pistones y las válvulas.

La fuente de estos depósitos en los motores gastados es obvia: viene del aceite que se escapa por los pistones y las válvulas y va hacia la cámara de combustión, donde se quema parcialmente mientras el motor funciona.

Los rastros de esta combustión parcial se acumulan en cada superficie, reduciendo el espacio dentro de la cámara de combustión y aumentando efectivamente la relación de compresión del motor más allá de sus especificaciones de diseño.

Esto, junto con los puntos más calientes de los trozos de carbono brillante, pueden causar un pistoneo dañino en el motor.

Hace unos años, los motores más nuevos comenzaron a luchar también con la acumulación de carbono, de una manera menos extrema. La parafina que se usa comúnmente en la gasolina puede adherirse a las válvulas de admisión en su camino hacia el cilindro, creando una acumulación que obstruye el flujo de combustible y aire fresco hacia los cilindros.

Las compañías de combustible han abordado esto con combustible de calidades premium que tienen aditivos de limpieza para prevenir y eliminar el carbono en las válvulas de esta fuente.

Pero ahora, la generación más reciente de motores, aquellos que cuentan con sistemas de inyección directa de combustible para obtener la máxima potencia y eficiencia, tienen acumulación de carbono en las válvulas de admisión por una nueva razón. Y a veces no lo ves venir.

La inyección directa de combustible rocía gasolina directamente en la cámara de combustión bajo una presión muy alta. Y todo esto lo hace sin pasar por el puerto de admisión y la válvula de admisión por completo. Esto produce beneficios en términos de gestión de la eficiencia de la combustión.

Pero permite un problema inesperado. Incluso en motores muy nuevos, pequeñas cantidades de aceite pueden filtrarse más allá de los sellos de las válvulas y correr por las válvulas.

En las válvulas de escape, los gases calientes que salen del cilindro queman este aceite de los vástagos de la válvula. Pero el lado de la admisión fría ha contado con el rocío de gasolina que entra al cilindro para lavar el aceite de las válvulas de admisión.

En los motores de inyección directa, no pasa gasolina a través del puerto de admisión porque se arroja directamente a la cámara de combustión. Como resultado, los motores más nuevos y sofisticados de hoy en día sufren una sorprendente acumulación de carbono, incluso con un bajo millaje.

El problema es que, si bien no está lo suficientemente caliente en las válvulas de admisión como para quemar el aceite, está lo suficientemente caliente como para convertirse en carbón, explica el ingeniero de Valvoline Michael Warholic.

"Estos depósitos pueden formarse rápidamente, dentro de 20,000 a 25,000 millas, y pueden causar problemas relacionados con la economía de combustible y el rendimiento general del motor", advirtió.

Este carbono puede acumularse bastante como para bloquear las válvulas de admisión cuando se cierran y evitar que la cámara de combustión se selle correctamente. Cuando esto sucede, es probable que la luz "Check Engine" del automóvil se ilumine, incluso si los síntomas siguen siendo demasiado leves para que los conductores los detecten, dijo Warholic.

"En la mayoría de los casos, se da cuenta de un problema mucho antes que tú", explicó. "Una inactividad brusca podría ser un caso extremo".

De hecho, los sistemas modernos de administración del motor son tan delicados que pueden detectar el error de sincronización de la válvula que resulta por un margen de solo un 0.02 por ciento de la cadena de sincronización de un motor, dijo Warholic.

"Vas a perder potencia y presión, por lo que se necesitará más combustible para obtener más caballos de fuerza", dijo.

Pero eso es solo el comienzo, porque pedazos de carbono como pequeños pedazos de briquetas de carbón pueden liberarse de las válvulas y caer en el cilindro en marcha donde pueden alojarse en los anillos del pistón.

"Se pueden ver algunos de estos depósitos que están sueltos y se rompen y entran en el cilindro e interactúan con los anillos del pistón, lo que puede conducir a un mayor consumo de combustible ", advirtió Warholic.

El consumo de combustible es malo. Y lo peor es que debido a que los autos modernos casi nunca necesitan agregar aceite entre los cambios de aceite, la mayoría de nosotros ya no revisamos regularmente los niveles de aceite del motor de nuestros autos.

"Antes, cada vez que echabas gasolina revisabas tu aceite", recordó Warholic. "No creo que las personas sean muy conscientes de revisar el aceite entre los cambios". Si el nivel de aceite baja demasiado antes de que el conductor se dé cuenta, puede ocurrir una falla catastrófica del motor debido a la acumulación de carbono en las válvulas de admisión.

La solución es evitar esa acumulación o eliminarla si ya se ha acumulado.

El aceite de motor Valvoline Modern Engine está específicamente diseñado para ayudar a resistir este problema, porque está formulado para resistir el entorno del puerto de admisión sin oxidarse y aferrarse a las válvulas de admisión.

"Ese aceite tiene que ser capaz de resistir la oxidación, la degradación térmica y la degradación, o ese aceite puede formar depósitos con el tiempo", explicó Warholic. Otros tipos de aceite pueden ser muy buenos en otros aspectos, pero solo Valvoline Modern Engine está específicamente diseñado para ayudar a prevenir el problema de la acumulación de carbono en las válvulas de admisión de los motores de inyección directa.

Afortunadamente, si tu automóvil ya tiene carbón en sus válvulas, que puede identificarse mediante una inspección en un Valvoline Instant Oil Change, hay una solución. Mientras que las primeras víctimas de este problema tuvieron que reconstruir el motor para remover el carbón a mano, Valvoline First Defense es un tratamiento disponible en los centros de cambio de aceite instantáneo de Valvoline que limpia químicamente las válvulas en minutos.

Es posible que los aficionados a las manualidades quieran tratar de lidiar con esto ellos mismos, pero en realidad todo lo que pueden hacer es poner el aceite adecuado para ayudar a evitar que esto ocurra. Si ya sucedió, deja que un almacén de Valvoline lo limpien antes de que ocurra algo grave y luego usa Valvoline Modern Engine para ayudar a mantener esas válvulas lo más limpias posibles.


Don't miss out on new content

An error occurred while submitting your email address to the mailing list. Please try again or contact us for assistance.

By submitting your email address you agree to receive email information, great offers, and more from Team Valvoline.

Thanks for signing up. Set your password and start earning reward points for everything you do on the site.

You already have a Team Valvoline account. Sign in here.

Did you forget your password?

Acerca del colaborador
Dan Carney
Dec 3, 2019
Comments from the Community
Tags: DIY