Legacy

Legacy

Serie de Autos Homólogos: Ford Mustang

Oct 13, 2016

Si partes en mitad a este auto clásico con su versión moderna, ¿qué permanece igual y qué cambia?

El Ford Mustang no es simplemente el auto tipo pony original, es un ícono internacional y  símbolo intemporal del sueño americano. Cuando Ford lanzó el Mustang en 1965, era el auto que nuestros padres querían tener. Ahora, los entusiastas de autos por todo el país desean tener el mismo. Pero, ¿qué tanto ha cambiado el poderoso Mustang en estos últimos 50 años? Ford respondió a estas preguntas partiendo a los Mustangs en mitad como parte de su exposición con el National Inventors Hall of Fame Museum. Aquí les enseñamos lo que aprendimos de este experimento.

1. Exterior

La cultura juvenil últimamente se encuentra fascinada con el estilo de los años 60, y los autos no son la excepción. Es evidente que el Mustang de 6ta generación tiene bastante referencias retro a su equivalente clásico. El auto original comenzó como cupé de cubierta dura o convertible e incluía un cuerpo frontal largo, sección trasera baja y un inconfundible aire de nostalgia para igualarlo. Pero, con el tiempo vienen innovaciones. Así que naturalmente, más que un par de modificaciones se hicieron al exterior para poder competir con sus rivales. Este Mustang moderno es más elegante que nunca, portando un parabrisas más aerodinámico, faros LED, y un capó y parachoques de aluminio.

2. Interior

No es secreto- los autos han evolucionado desde que el primer Mustang salió a las calles. Tu Mustang clásico tenía, moquetas "de pared a pared", asientos delanteros individuales, cinturones frontales, bocinas traseras y una palanca de cambios manual montado sobre el suelo. Sin duda, la versión antigua marcó la historia con su estética interior. Pero la sexta generación nos introduce a una comodidad de otra dimensión. Control de velocidad automática guiada por un radar, avisos de puntos ciegos, alertas de tráfico próximo, un sistema de estero con 6 bocinas y una pantalla táctil de infoentretenimiento completa con capacidades para sincronizar Bluetooth. Claro, es mucho alarde tecnológico para ostentar, pero si analizas bien, verás que el alma del Mustang sigue intacta. 

3. Performance

Ford nos introdujo al mustang unos meses antes de su año de producción en 1965, así que los primeros modelos se apodan Mustangs de 1964½. El modelo base de 1964½ llevaba un motor de 6 cilindros de 2.8L con 101HP, disponible en transmisión automática o manual de 3 velocidades. A finales de 1965, el Mustang más potente disponible tenía un motor Hi Po Windsor V8 de 4.7L con 271HP  y una opción manual de 4 velocidades. Nada mal para su época. Hoy en día, Ford todavía tiene ese clásico V8 de 5L. Pero agregándole un tren de válvulas y cabezas de cilindros modernos, y el supercargado Mustang GT de sexta generación emite 420HP y 390 lb-ft de torsión. ¿El modelo base? Un respetable V6 de 3.7  con 300HP. Y para concluir, la opción EcoBoost de Ford satisface con el ahorro de combustible y rendimiento (350HP), convirtiéndolo en el Mustang más moderno de Ford hasta la fecha. 

Ahora que has visto a ambos Mustangs por dentro y por fuera, te preguntamos: ¿cuál Mustang prefieres tener? ¿La primera generación de 1965, o la sexta generación del 2015?

Valvoline no patrocina ninguno de los productos mencionados. El uso de estos productos es de tu exclusiva responsabilidad. Recuerda siempre conducir de una manera responsable y segura. Valvoline no garantiza, aprueba o endosa el contenido disponible en los sitios adjuntos en los enlaces.


Don't miss out on new content

An error occurred while submitting your email address to the mailing list. Please try again or contact us for assistance.

By submitting your email address you agree to receive email information, great offers, and more from Team Valvoline.

Thanks for signing up. Set your password and start earning reward points for everything you do on the site.

You already have a Team Valvoline account. Sign in here.

Did you forget your password?

Tags: Legacy

Recommended