Cultura

Split Car Series: Chevrolet Corvette

Dec 11, 2017

Alabado por muchos como el primer verdadero auto deportivo americano, el Chevrolet Corvette le ha entregado estilo e innovación a las calles por 64 años.

Cuando el Chevy Corvette debutó en la feria del automóvil de Nueva York de 1953, empezó una revolución automovilística. Los hombres que habían conducido las máquinas más veloces del mundo fueron atraídos instantáneamente a esta nave como un jet. De hecho, el Corvette de concepto causó tanta conmoción que Chevrolet decidió llevarlo directo a la producción. Seis meses después, el Corvette 1953 estaba a la venta (solo se produjeron 300). Ahora, después de siete generaciones dedicados a la innovación, el Chevy Corvette todavía es el carro de ensueño que nos merecemos, pero con todas las opciones y extras que te esperarías de un vehículo moderno del siglo 21. Vamos a comparar el Corvette clásico con el moderno para ver como este auto deportivo y legendario se ha transformado durante los años.

01. Exterior

Si tenías la fortuna de obtener uno de los primeros Corvette, tenías una opción de color: blanco “polo”. Esta nave excepcional compartía una linea similar a la del Chevy Sedan ’52. Pero no te equivoques – con láminas exteriores de fibra de vidrio, neumáticos de pared blanca, un parabrisas elegante y curvado y una rejilla de radiador cromada con escape de aire, este convertible que definió una época gritaba “velocidad”. Próximos modelos C1 ofrecerían mas opciones de color y la apariencia más icónica del Corvette, incluyendo sus faros redondos “bugeye” y por supuesto, sus rayas de dos tonos.

Hoy en día, el Corvette todavía es un auto deportivo. Pero ahora, el Corvette moderno (2014-2017) presume el diseño famoso de Chevy Stingray por primera vez desde 1968, y destaca un marco más ligero y más fuerte de aluminio, faros HID y un capó de fibra de carbón. Este modelo C7 también ofrece dos estilos: convertible de dos puertas y un cupé de dos puertas con portón trasero y techo móvil. Aparte, las opciones de colores y de mejorías cosméticas son casi ilimitadas.

02. Interior

El Corvette ’53 desato el delirio americano sobre los autos deportivos con una cabina de dos espaciosa, asientos de cubo deportivos, un variador de cambios instalado al suelo, y un radio AM con búsqueda de señal. Un tablero blanco de bitácora doble, incluyendo una pantalla de RPM montada en el centro, hecho para verificación de rendimiento sencillo y llevaba un diseño limpio pero agresivo, evocativo de los aviones de combate de la época. Para el color interior, los conductores aun no tenían mucha opción – era o rojo escarlata, o nada.

Hoy en día, los pilotos de la calle aún disfrutan de esa cabina envolvente, pero con toda una nueva actitud high-tech. Amalo u ódialo – cada detalle del Stingray contemporáneo está diseñado para mejorar la experiencia de conducción. Para empezar, el modelo 2017 incluye asientos de cuero de una calidad superior, control de climatización, sistema de sonido Bose con nueve altavoces, y una pantalla de infoentretenmiento táctil y de alta definición. Este auto de ensueño moderno también está equipado con un selector de modo de conductor eléctrico. Estés ajustándote a las condiciones climáticas o solo buscando un poco más de arranque en la pista, fácilmente podrías personalizar tu configuración para un rendimiento óptimo.

03. Rendimiento

Como era ordinario con sus dos velocidades y potencia de 150hp, el motor “blue flame” del Corvette '53 no era un gran logro, aun dentro de los estándares de rendimiento en esos tiempos. Pero Chevy le metió duro debajo del capó en el 1955 al presentar su motor V8 de 195hp con una nueva transmisión manual de tres velocidades. Este motor imponente desato el potencial verdadero del auto. Algunos auto entusiastas hasta afirman que eso es lo que mantuvo el corazón del Corvette pulsando.

Adelántate siete generaciones y puedes apostarle a que el Stingray renacido honra su legado de “tiburón callejero”. El modelo base del Corvette C7 se carga un V8 LT1 6.2L y genera hasta 455hp y 460 pies de torque. Las opciones de transmisión van desde una manual de siete velocidades a una automática de ocho velocidades con palancas de cambio. Y sólo para avivar la manejada, este motor monstruoso puede cronometrar de 0 a 60 en 3.8 segundos. ¿Ya tienes ganas de volar?


Don't miss out on new content

An error occurred while submitting your email address to the mailing list. Please try again or contact us for assistance.

By submitting your email address you agree to receive email information, great offers, and more from Team Valvoline.

Thanks for signing up. Set your password and start earning reward points for everything you do on the site.

You already have a Team Valvoline account. Sign in here.

Did you forget your password?


Iconic Rides

00:30

Cochazos, máquinas y bólidos

Autos del ’88: Monte Carlo

May 3, 2017
00:30

Cochazos, máquinas y bólidos

Cars of ’87: The Buick Regal

February 27, 2017